Alojamiento
Lugares
Parques Nacionales
Actividades
Tour Operadores

Cerca pero lejos – Guasca Colombia

Nosotros, Felipe y yo (Ruth) viajamos a el pueblo de Guasca, haciendo investigación para Colombia Fácil, donde vamos a dormir en un hostal llamado Jardín Colibrí. Guasca es un pueblo muy cercano a la laguna de Guatavita, 50k (31 millas) al noreste de Bogota.

Salimos temprano de Bogota. Con nuestro equipaje y suficiente ropa cálida, tomamos el bus en Cra 13 # 72 – 73.

Llegamos a 4 esquinas en Guasca, el lugar donde teníamos que llegar para que Nicky, la dueña del hostal Jardín Colibrí, podría recogernos.

Llegada a Guasca Colombia

Dejamos la carretera principal y nos movemos hacia las montañas que vista fantástica. Tenemos grande sonrisas en nuestras caras después de 10 cortos minutos siendo suavemente rebotados debido a la ruta de la montaña, llegamos al hostal. Mau, el esposo de Nicky estaba esperándonos ya con té y café. Después de una agradable conversación, nos mostraron muy orgullosos (obviamente) su propiedad.

Fue muy agradable ver como ellos cultivan sus propias frutas y vegetales. Había pollos, y vimos invernaderos hechos de plástico vacío. Que gran lugar, que gran familia, que linda naturaleza y que energía tan pegajosa. Lo estamos disfrutando mucho.

El hostal esta reciclando botellas de plasticos

A las 11:30 am, tenemos una cita en la escuela de parapente. Nicky y Mau nos explican cómo llegar. Había 2 opciones:

  1. La forma normal, por un obvio y fácil sendero (en subida) y se caminan como 40 minutos.
  2. La forma más aventurada donde puedes ver más naturaleza.

Sin pensarlo mucho por supuesto escogimos la opción 2. Cruzamos vastos campos divergentes y pequeños ríos. Nos arrastramos por alambres de púas; buscamos un camino entre el bosque y escalamos rocas para llegar tan lejos como podamos. Entre más alto vamos mejor es la vista. Podemos ver la reserva Tominé y a la distancia vemos el pueblo de Guatavita.

Ruth y Felipe estan disfrutando Guasca!

Todo es tan verde y pacífico (=peaceful?). No vemos más turistas. Saludamos locales y sentimos la tentación por el hecho de acercarnos más.

Que locura no? Esta hermosa naturaleza solo a una hora de la gran capital Colombiana, Bogota. Tomando la palabra Grande literal, porque tiene casi la misma cantidad de habitantes que mi país Bélgica.

Lago Tomine en Guasca

Después de 2 horas de caminata llegamos a la escuela de parapente. Una dosis perfecta de viento es necesaria y también importa que dirección viene, entonces esperamos a que la gente de la escuela nos explique todo claramente. Empiezas desde la montaña (donde la escuela esta) y llegas de vuelta al mismo lugar. Llenamos una lista. El staff nos toma riesgos, entonces hay varias preguntas por llenar pero todas necesarias por nuestra seguridad!

Guasca y sus alrededores!

La naturaleza decide; el mal clima nos dice que mañana podemos intentar de nuevo, por ahora lo llamamos un ensayo.

Cuando llegamos de vuelta al hostal, comemos arroz con bio-vegetales de su jardín. Delicioso. Nicky, la dueña es de Inglaterra. De un pueblo cercano a Londres y Mau, su esposo es de aquí, son gente grandiosa llevan viviendo aquí 6 años. Sus 2 niños Oliver y Ati, y su perro Maraca tienen el tiempo de sus vidas en este lugar verde secreto. Suficiente espacio para jugar.

La familia Nicky, Mau, Ati, Oliver y Maraca.

Ellos ofrecen 2 cabañas separadas hechas de barro con un simple y rustico diseño. Una tercera cabaña viene pronto. En cada cabaña hay una chimenea para calentarse y ponerse bastante cómodo.

La cabaña de Jardin Colibri en Guasca

En la noche disfrutamos una fantástica fresca quiche con ensalada y un agradable vaso de vino (15.000 cop/pp por todo).

El interior de una cabaña en Guasca

Iremos a la escuela de parapente en otro momento porque el clima es muy malo. Aparentemente octubre y noviembre son los peores meses para volar, por el mal clima.

Alguien de la escuela nos llevara al pueblo de Sopo, donde tomamos el bus de vuelta a Bogota.

El precio del bus a Bogota es de 4.000 cop/pp hasta el portal del norte.

Vamos a volver en diciembre seguramente para darle al vuelo otra oportunidad. Muchas gracias chicos por esta gran experiencia. Fueron muy acogedores y súper amigables con solo vibras positivas. No decimos adiós pero nos vemos pronto.

Guasca y su naturaleza tan bonita!

TIPS

  1. El precio del bus Bogota – Guasca es de 5000 cop/pp y toma una hora.
  2. Vuelo acompañado con la escuela de paragliding tiene un precio de 100.000 cop/pp por media hora.
  3. El precio de la cabaña 100.000 cop/por noche por cabaña y la capacidad es de máximo 5 personas.
  4. Comimos un delicioso desayuno con chocolate caliente, arepas frescas, queso, café, pan artesanal, por 10.000 cop cada desayuno.
  5. El primer día después de venir de la escuela de parapente perdimos el camino. Nicky nos recogió y Mau nos dibujó un mapa para el día siguiente, GRACIAS!
  6. Tomen ropa para el frio.
  7. Aquí puedes leer otra historia de viaje de este destino, escrita en el 2012 por Inge Swinnen Guasca: ¡Un perfecto escape de la gran ciudad de Bogotá!
  8. Este lugar es perfecto para ir con niños y perfecto como un paseo de fin de semana desde Bogota.
  9. TIP: Parapente Paraiso: a sólo ±50min de Bogotá es el lugar donde personas como tú, amantes de la aventura y de la naturaleza podrán disfrutar una diversidad de actividades entretenidas como parapente, paintball o cicloruta. Siendo una excusa para salir de la rutina y conocer la región. Cumple uno de los sueños del hombre: VOLAR! Km 4 vía Pionono, Sopó. Cerca de Guasca. www.parapenteparaiso.com, Cel: 312-490 95 93.

Escrito por Ruth, Investigadora Colombia Fácil.